Miércoles, 23 Mayo 2012 13:56

Traducir gratis, un deseo común: ventajas y peligros

"¿Para qué pagar por una traducción si me sale gratis por internet?". Este es un razonamiento muy repetido en las mentes de millones de internautas en todo el mundo, que ante la aparición y proliferación de los traductores automáticos en los últimos años, prefieren tomar decisiones basadas en el ahorro. La pregunta que aquí nos hemos de hacer es, ¿Qué nivel de fiabilidad nos ofrecen los traductores automáticos?

La respuesta a esta pregunta tiene dos vertientes. En primer lugar, son diferentes los traductores automáticos como el traductor de google de los programas especializados de traducción asistida, como podría ser el caso de déjà-vu o trados. Estos dos últimos generan glosarios terminológicos y memorias de traducción, de forma que el sistema de asistencia a la traducción va aprendiendo y se convierte en menos automático y más orgánico. Sin embargo, esto no es suficiente sin la segunda vertiente: la persona que hay detrás. Así, hay mucha diferencia entre el que la traducción junto al asistente informático sea realizada por un usuario estándar, o que ésta sea llevada a cabo por un traductor profesional, con conocimiento de la profesión y sobretodo, con un criterio lingüístico personal y consensuado con el cliente final.

Los traductores de KM Alarabi utilizan los programas de traducción asistida con el fin de agilizar los plazos de entrega, y siempre llevan a cabo una revisión de todos los trabajos previa entrega a los señores clientes. No duden en solicitar su presupuesto personalizado sin cargo.

Leer 12344 veces